Impresionante lo vivido el día de hoy en la UEFA Champions League, en donde el futbol nos regalaba otra noche mágica, pues el Real Madrid buscaba una remontada épica ante el Wolfsburg, que ganaba 2-0 en el global.

El cuadro blanco empezó con un equipo volcado al frente, y en tan sólo 16 minutos de juego comenzó a aparecer el que sería el héroe y jugador del partido. Cristiano Ronaldo una vez más se echa al equipo al hombro y con dos goles en 3 minutos logró empatar el marcador, dejando todo listo para la remontada.

Wolfsburg no encontró nunca el futbol que nos mostró en el partido de ida y se fue al descanso con una loza pesada por levantar, pues su estrella Draxler salió lastimado a los 32 minutos de partido.

El segundo tiempo fue bastante cerrado, con un Madrid que no encontraba ese gol que los pusiera en semifinales y un Wolfsburg con poco que proponer.

Corría el minuto 76 y se presentaba la oportunidad para los merengues, pues un tiro libre en los linderos del área parecía la oportunidad para colocarse en semifinales de Champions. El Comandante estaba frente al balón y es entonces cuando decide disparar de forma suave (incluso de mal forma), para que el balón se colara entre la barrera y se incrustara en la portería de Benaglio, quien no pudo hacer nada para evitar la caída de su equipo.

Un Hat-trick de Ronaldo colocó una vez más al Real Madrid en semifinales, que ya esperan el sorteo junto con el Manchester City que derrotó 1-0 (3-2 global) al PSG de Zlatan.

RMc