Tras el éxito del lanzamiento de versiones ‘mini’ de consolas clásicas como la NES, Nintendo ha registrado recientemente la patente de un mando muy similar al de la Nintendo 64, lo que ha sido interpretado como que la compañía japonesa podría estar también preparando una reedición de esta consola.

La compañía japonesa patentó un control similar a la de la famosa consola, por lo que fans especulan que podrían lanzar una edición mini

Nintendo ha adjuntado una imagen que muestra que el diseño del mando será prácticamente idéntico al de la consola original, con los mismos dos botones de acción principales ‘A’ y ‘B’ secundados por otros cuatro ‘C’. (Foto: Foter)

Tras el éxito del lanzamiento de versiones ‘mini’ de consolas clásicas como la NES, Nintendo ha registrado recientemente la patente de un mando muy similar al de la Nintendo 64, lo que ha sido interpretado como que la compañía japonesa podría estar también preparando unareedición de esta consola.

La patente del mando fue presentada por Nintendo en la Oficina Europea de Propiedad Intelectual el pasado 18 de julio, junto con los mandos de Nintendo Switch y de otras dos plataformas clásicas: NES y Super Nintendo, como ha sido advertido por un usuario de Neogaf.

Junto a la petición registrada, Nintendo ha adjuntado una imagen que muestra que el diseño del mando será prácticamente idéntico al de la consola original, con los mismos dos botones de acción principales ‘A’ y ‘B’ secundados por otros cuatro ‘C’, así como el botón ‘Start’ central, la cruceta con las flechas de movimiento en el lado izquierdo y el ‘joystick’ en el centro.

La patente de este mando podría ser una pista de que Nintendo estaría preparando una reedición ‘mini’ de la Nintendo 64, como ya hizo con la NES en el año 2016 y como hará con la Super Nintendo o SNES, que se lanzará el próximo 29 de septiembre junto a 21 juegos originales, como anunció la compañía recientemente.

El lanzamiento de consolas ‘retro’ en versiones ‘mini’ ha pasado a convertirse en toda una rutina para Nintendo, que está obteniendo muy buenas ventas con estos productos. Con la NES Mini presentada en 2016, la compañía japonesa agotó rápidamente sus existencias, por lo que para la inminente llegada de la Super Nintendo ha anunciado que fabricará más unidades que la anterior plataforma para satisfacer a más aficionados.