La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos se disculpó con los elencos y equipos técnicos de las cintas “La La Land” y “Moonlight” por el error en el anuncio de la ganadora a mejor película durante la ceremonia de premiación de los Oscar.

En un comunicado emitido el lunes, la Academia dijo lamentar profundamente los errores cometidos durante la presentación y se disculpó con el equipo técnico y el reparto de las dos películas, “cuya experiencia se vio profundamente alterada por este error”.

La Academia también se disculpó con Warren Beatty y Faye Dunaway y con los aficionados en todo el mundo que vieron la emisión de la gala.

La auditora responsable por la integridad de los premios, PwC, dijo antes que se habían cometido varios errores. PwC, antes conocida como Price Waterhouse Coopers, dijo que dos de sus auditores asignados a la ceremonia no actuaron con suficiente rapidez cuando se anunció erróneamente que “La La Land” había ganado el premio a mejor película.

“PwC asume la plena responsabilidad por la serie de errores y violaciones de los protocolos establecidos durante los Oscar de anoche”, escribió PwC. Dijo que un socio, Brian Cullinan, entregó erróneamente a los presentadores Warren Beatty y Faye Dunaway un sobre que contenía el nombre de la ganadora del premio a la mejor actriz.

“Una vez cometido el error, el señor Cullinan y sus socios no aplicaron con la suficiente rapidez los protocolos para corregirlo”, dijo el comunicado.

No explicó qué protocolos fueron violados, tampoco si un tuit enviado por Cullinan acerca de Emma Stone, galardonada como mejor actriz, fue uno de los factores que provocó el error.

La firma, que maneja los anuncios de los Oscar desde hace 80 años, presentó disculpas a Beatty, Dunaway, los elencos y equipos técnicos de “La La Land” y “Moonlight”, la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas y el presentador Jimmy Kimmel.

“Expresamos nuestro profundo agradecimiento a cada uno de ellos por su amabilidad en un momento tan difícil”, dice el comunicado. “Desde hace 83 años, la academia ha confiado a PwC la integridad del proceso de premiación durante la ceremonia, y anoche (por el domingo) defraudamos a la academia.

Durante la jornada previa abundaron las conjeturas acerca de las causas de la peor metedura de pata de la historia de los Oscar. El fiasco dio lugar a innumerables chistes, memes y una investigación.

El misterio se profundizó el lunes por la tarde cuando el diario Wall Street Journal informó sobre un tuit enviado por Cullinan con una foto de Stone con su estatuilla. El texto decía “Mejor actriz Emma Stone tras bambalinas”. El tuit dio lugar a la pregunta de si el contador estaba distraído de su tarea. Aunque el fuit fue borrado de la red social, se conservó una copia en Google.

El anuncio equivocado alteró el festejo que suele seguir a la coronación de la mejor película. El único error similar se produjo en 1964, cuando Sammy Davis recibió el sobre equivocado con el ganador de la mejor partitura, pero se rectificó rápidamente.

fbp