En la Ciudad de México se trata de apoyar la producción cinematográfica y audiovisual de la Ciudad de México, además de ofrecer talleres de danza, teatro, libro club y otras actividades culturales. Es por esto que han inaugurado la Fábrica de Artes y Oficios (FARO)- Cine Corregidora Aragón.

El objetivo es que el FARO contribuya a la formación de guionistas, cinefotógrafos, editores, iluminadores y realizadores de la delegación Gustavo A. Madero.  Se trata de una alianza entre las secretarías de cultura federal y capitalina, con el Gobierno de la Ciudad de México y el poder legislativo, donde se invirtieron 50 millones de pesos para rescatar dicho espacio en Aragón.

“Éste no será el último FARO, ya que estos espacios se han convertido en un referente cultural de México y la ciudad, un proyecto al servicio de la comunidad que nos une y modifica al abrir las puertas a todos los interesados”, comentó Eduardo Vázquez Martín.

Rafael Tovar y de Teresa, secretario de cultura federal, habló sobre el proyecto diciendo que: “es una visión actualizada de lo que siguen siendo las casas de cultura, enfocadas a dar formación a un instrumento que es parte de la vida cotidiana de niños y jóvenes, como es en este caso una cámara”.

“Hay que defender la libertad de expresión del cine. Decir lo que se quiera desde la pantalla aunque nos resulte incómodo a los gobiernos por decirnos nuestras verdades”, concluyó el jefe de Gobierno.

FARO