En la actualidad un horno de microondas a tenido una utilidad impresionante, pues ya se usa en la casa, oficina, etc.

La compañía del Reino Unido conocida como Wayv está utilizando nuevas tecnologías para poder reducir el tamaño de un horno de microondas y lo podamos trasladar a donde queramos.

El horno puede ser conectado a la corriente de luz o también incluye una batería recargable que puede durar hasta media hora, tiempo que es suficiente para poder calentar cualquier cosa.

Este magnífico aparato, en vez de usar megatrones o bulbos para funcionar, el Adventurer usa transistores de semiconductores laterales de óxido metálico difuso, para generar calor.

El microondas llegará al mercado estadounidense el próximo año, a un precio de $200 dólares.