El aumento en el precio ha sido una tendencia desde 2016, año en el que un teléfono tuvo un precio de venta promedio de 3 mil 400 pesos.

La consultora IDC estima que este incremento de 10 por ciento se debe al impacto que ha tenido el alza en el tipo de cambio, a la par de un incremento en el nivel de características de estos equipos de forma estándar, pues de acuerdo con Oliver Aguilar, analista de consumo de IDC México, la mayoría de los smartphones en 2018 ofrecerán mejoras en componentes como aplicaciones biométricas.

“Hay tendencias de mínimos básicos para 2018 como el fingerprint (reconocimiento de huella digital) es algo que ha avanzado muy rápido. Hasta lo que llevamos registrado en el año, 30 por ciento de los smartphones tiene esta capacidad. Muchos de ellos son premium, pero vamos a ver sobre todo en el próximo año, que esta característica va a ser estándar”, dijo en entrevista al medio Expansión.

Las cámaras duales también incrementan el costo y es una de las características que empieza a volverse popular entre los consumidores, mismas que se encuentran solo en 5 por ciento de los smartphones que se venden en México.

Otras características como los comandos de voz y asistentes digitales como Siri o Google Now, seguirán como una característica deseada pero propia del mercado premium, según el analista.

Aguilar dijo que se espera un decrecimiento en la venta de smartphones, aunque para 2018, el sector aún crecerá 3 por ciento para colocarse en 34 mil millones de unidades, esto a causa de esta alza de precios a largo plazo.

Con información de Expansión.