El empresario Emilio Azcárraga Jean renunciará a su puesto como CEO del gigante de comunicaciones Televisa.

El magnate mexicano dejará su lugar mientras la empresa lucha por conseguir más ventas publicitarias y atraer a audiencias más jóvenes, detalló el diario estadounidense The Wall Street Journal.

La publicación dijo que Azcárraga Jean permanecerá como directivo de la compañía fundada por su familia en 1973, y será el titular de su fundación filantrópica y del equipo de futbol Club América, de acuerdo una persona familiarizada con el tema.

Dos de sus más cercanos consejeros, Alfonso de Angoitia, vicepresidente y director de finanzas, y Bernardo Gómez, encargado de la división de noticias y relación corporativa, compartirán la dirección de la compañía como dos CEOs.

El directivo asumió la dirección del grupo de telecomunicaciones en 1997 después de la muerte de su padre, Emilio Azcárraga Milmo.

Con 49 años de edad, Azcárraga posee una fortuna de 2,200 millones de dólares. Está casado y tiene tres hijos. Ocupa el puesto número 10 de la lista de los millonarios más acaudalados de México de Forbes.