Uno de los íconos de la industria musical a nivel mundial es Freddy Mercury, pues desde sus inicios impactó con su voz y sus peculiares movimientos.

Su talento quedó grabado en la memoria de sus fanáticos, en sus discos y por supuesto en cientos de videos, pero hay uno en particular que marcó un antes y un despúes en su carrera, se trata del concierto que dio en el estadio de Wembley en Londres el 12 de julio de 1986.

La evidencia de aquel día es un video de dos minutos en el que se ve al cantante jugando con su voz, ante más de 70 mil personas.

“Nunca he visto a un hombre atrapar el mundo entero en la palma de su mano de esa forma”.Peter Freestone, asistente personal de Freddy Mercury.

Lo más impactante del video es que Mercury no estaba interpretando una canción, sino que simplemente improvisaba y de esta forma logró parar el mundo con su voz.

Vía: UnoTv