Hoy en día la animación resulta ser uno de los factores que evidencian la tecnología de sobremanera, ya que muchas de las superproducciones actuales son dominadas por los efectos especiales, creados a partir de distintas técnicas, por ello construir historias con una animación un tanto más rustica por así llamarla como lo es el stop motion tiene un elemento a valorar aún más. Este es el caso de la producción más reciente del estudio norteamericano Laika, quienes traen de nueva cuenta su estilo visual tan distintivo, con la película Kubo y la búsqueda samurái (Kubo and the Two Strings) que bajo la dirección de Travis Knight, nos relatan una historia en medio del folklore del Japón imperial del siglo II, donde la magia y las historias de samuráis forman parte del paisaje cotidiano para los personajes dentro de la trama. Con una historia simple que evoca narraciones de búsqueda y venganza al propio estilo del cine de Kurosawa, la narrativa de Kubo y la búsqueda samurái se centra en Kubo (Art Parkinson) un niño con habilidades mágicas que le permiten manipular el papel a voluntad y Sariatu, su madre quien esconde un pasado misterioso que sigue latente y a la espera. La película se divide en dos puntos fundamentales, el primero dentro de la vida real, donde la magia es parte del decorado y el segundo donde esta misma magia vive y respira y los personajes conviven con ella. Es este segundo punto donde se introducen los personajes más entrañables de la historia, Simio -siendo el eje moral y de razonamiento- y Escarabajo, quien lleva el rol contrario siendo más aventurero e impávido , ayudarán a Kubo en su cruzada por obtener una armadura mágica la cual le ayudará a confrontar ese pasado del cual su madre trataba de protegerlo. La iluminación y manejo de colores dependiendo de las situaciones que vive el personaje, tienden a ser impecables, con una gama de texturas que permiten interpretar cual será el desarrollo de la escena. La película resalta por la dedicación al stop motion y creando distintos decorados y perspectivas de cámara que sin duda deleitarán a los más pequeños del hogar. Un film lleno de acción y enseñanza acerca de la familia que no dejará a nadie sin opinión alguna. Excelente recomendación para este fin de semana.