Aunque Gennady Golovkin tiene retador mandatorio, el Consejo Mundial de Boxeo (CMB) ordenó la revancha inmediata entre el kazajo y el mexicano Saúl Canelo Álvarez, y ahora todo dependerá de los promotores.

Luego de la pelea que ofrecieron ambos pugilistas el pasado 16 de septiembre en Las Vegas, Estados Unidos, y que terminó en empate, un nuevo duelo entre GGG y Canelo se vislumbra, posiblemente para el 5 de mayo próximo.

“El CMB decidió ordenar la revancha directa para que el público y el mundo logre tener una de las grandes peleas como lo fue la primera, el mundo la quiere y es nuestra obligación tener la flexibilidad para hacer esto y ordenar la pelea, estamos contentos y orgullosos”, dijo el titular del organismo, Mauricio Sulaimán.

Con el anuncio realizado durante la inauguración de la 55 Convención Anual de la CMB, que se lleva a cao en Bakú, capital de Azerbaiyán, todo está en manos de los promotores, a fin de que se concrete la pelea para 2018.

“Este es el primer paso, ya pasa al otro lado lo que tenga que hacer la promoción para que se haga”, dijo Sulaimán Saldívar, quien dejó en claro que todas las decisiones tomadas son en busca de beneficiar al deporte y a sus protagonistas.

“Definitivamente hemos tenido un plan de trabajo para tener la flexibilidad y tomar las decisiones que sean apropiadas en beneficio del deporte y de los boxeadores”, indicó.

Aunque el estadunidense Jermall Charlo es retador oficial al título del GGG, el directivo de la CMB añadió que buscarán el camino correcto para que el pugilista tenga su oportunidad y no se vea afectado.

“Vamos a atender el tema el miércoles en las mandatorias, pero Charlo es el retador oficial y se atenderá su caso, diseñaremos camino para que se le haga justicia también”, concluyó.

Con mariachi azerbaiyano incluido, además de legendarios campeones y sólidos monarcas, este lunes fue inaugurada de manera oficial la 55 Convención Anual del Consejo Mundial de Boxeo (CMB)

Previamente, ante decenas de personas que se reunieron en un salón del hotel Fairmont de esta capital de Azerbaiyán, el presidente del organismo, Mauricio Sulaimán, encabezó la ceremonia de apertura del evento que llegará a su fin el viernes.

“Estamos contentos, ha sido una jornada muy especial y estar en un país tan diferente, a 12 mil kilómetros lejos de casa, viajar tantas horas y encontrar una hospitalidad y calidez que ha maravillado, un entusiasmo importante como hace mucho no se sentía”, dijo Sulaimán Saldívar.

El embajador de México en Azerbaiyán, Juan Rodrigo Labardini Flores, expuso que ante la ausencia de mariachis en este país y por lo complicado de traerlos, se dio a la tarea de buscar músicos talentosos en el conservatorio local, mismos que hoy dieron muestra de su calidad.

Cinco jóvenes con violín, trompeta, guitarra, maracas y percusiones llegaron al escenario para entonar “El son de la negra”, en un acto que representó la unión simbólica de ambos países.

Estuvo presente el excampeón mundial ucraniano Vitali Klitschko, actual alcalde de Kiev.

Además de Klitschko, estuvieron en la mesa de honor leyendas como los estadunidenses Evander Holyfield y Bernard Hopkins.

También asistieron excampeones mundiales como los mexicanos Erik Terrible Morales y Carlos Cañas Zárate, el ghanés Azumah Nelson, el británico Naseem Hamed, el estadunidense Michael Spinks, el ucraniano Viktor Postol y el ruso Kostya Tszyu, entre otros.

De entre los primeras participaciones se propuso realizar una función histórica para diciembre o enero próximo en la Ciudad de México, con el objetivo de recaudar fondos y ayudar a las familias afectadas por los sismos que sacudieron al país en septiembre pasado.