Río 216, los Juegos Olímpicos de los campeones. Hace unos días veíamos a Phelps consagrarse como el mejor atleta de la historia con 23 medallas de oro ganadas. Pero ya era momento de dejar la natación para meternos en el Atletismo, en donde veríamos a otros histórico, Usain Bolt.

Bolt competía en la final de los 100m planos, prueba que domina como si fuera la cosa más sencilla del mundo, el poseedor de los récord mundiales y olímpicos, se presentaba en Río.

Usain hizo historia este domingo al ganar por tercera ocasión la prueba más rápida de los Juegos Olímpicos. Nunca en la historia moderna de los Juegos había existido un corredor que conquistara tres preseas áureas consecutivas en los 100 metros planos. El jamaicano es el primero en lograr la hazaña en la competencia que se realizó en el Estadio Olímpico de Río.

El Estadio Olímpico Joao Havelange, esperaba el momento en el que Bolt saliera a la pista para verlo volar sobre los 100m planos. Le bastaron 9.81 para volver locos a todo el estadio y enamorar a propios y extraños. El segundo puesto fue Justin Gatlin con 9”89 y el bronce para Andre De Grasse con 9″91.

Es así como Bolt volvió a unos Juegos Olímpicos y buscará conquistar dos medallas más para llegar a 9 preseas doradas.